Categorías
Uncategorized

Conoce la Plata 925

La Plata 925 es demandada entre joyería y artesanía

El procedimiento de elaboración de la joyas de plata lleva años en desarrollo y en evolución, poco a poco, se ha visto la migración a otros mercados. Por ejemplo, al de los artesanos, quienes utilizan como emblema a la Plata 925 para establecer cierto nivel de pureza suministrado en las piezas.

Por ello, los artesanos optaron por usar otros materiales para la realización de sus piezas. Es una manera de encontrar en otros recursos la sostenibilidad correcta para el uso de los anillos, collares, pulseras, entre otros.

Es meramente utópico conseguir una pieza 100% de plata, a lo que incumbe a su unidad de medición, 1000 milésimas. Lo usual es que la población tenga la oportunidad de adquirir plata 800, 900, 925 y 950.

Plata de primera ley

Es allí donde sale a relucir la plata más demanda que tiene por nombre Plata 925 o de primera ley, también es conocida por sterling silveren inglés. Se considera una de la más puras a nivel de materiales minerales, además de tener una textura blanda.

Así mismo, tiene 925 milésimas de plata y 75 milésimas de cobre. Como se mencionó anteriormente, los elementos bañados en Plata 925 se distingue como plata de primera ley, además de categorizarse como una de las más sobresalientes del mercado.

¿Cómo saber si es Plata 925?

La plata es un recurso que puede ser imitado con facilidad. A la vista de alguien que no tiene conocimientos acerca de estos materiales, el grado de plata de la pieza puede ser transformado sin tanto trabajo.

Debido a estas situaciones, debemos saber qué tipo de objetos tenemos ante nuestros ojos, ya sea si pensamos ir a alguna joyería, o nos venden alguna pieza en clandestino. Siempre es bueno seguir consejos para saber si de verdad es Plata 925 y estar informados para saber de qué nos están hablando para que no se aprovechen de la falta de conocimiento.

Así mismo, podemos corroborar en el metal precioso, específicamente, una joya (anillos, collares, pulseras), alguna marca con el número identificador (925). Los artesanos y los joyeros que trabajan de forma correcta marcan con una punta las piezas, para certificar con dicha evidencia que están al frente de algo realmente puro.

Usemos nuestra nariz. Un respuesta inmediata para saber si es Plata 925, es oliendo el objeto, ya que la Plata 925 no tiene olor. Si percibir un olor a metal o cobre estás al frente de uno objeto que no corresponde con la cantidad de milésimas ya comentada.

Si el costo es muy bajo, probablemente no sea Plata 925. La misma está por los 10 euros o más, no por debajo.

Por último, la pátina también nos complementa para verificar, ya que con el tiempo la Plata 925 se oscurece y se le quita el brillo. Si llegas a tener una pieza que cumple con estas cualidades y la cantidad de plata especificada, entonces es considerada de primera ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *